Desde el puente de mando

junio 14, 2008

Hace dos semanas que estoy trabajando en el Royal Bank of Scotland, y probablemente seguiré allí hasta Octubre. Excelian tenía dos consultores asignados al banco y la idea original era que yo iría también para aprender un poco como funcionaba el negocio y sustituirlos cuando fuera necesario. El caso es que no se por qué, pero en RBS decidieron que uno de ellos no era el adecuado para la tarea y me pidieron a mi sustituirlo por el resto del contrato.

La importancia de este contrato es enorme, RBS tiene el mejor sistema de supercomputación de Londres y probablemente del mundo. Malas lenguas que han tenido acceso a diferentes bancos y han podido comparar dicen que el resto de competidores están a un año y medio por detrás.

Del tipo de sistemas en los que yo me especializo hay miles de computadoras, zumbando continuamente en centros de datos subterráneos repartidos por tres continentes. Estas máquinas dan servicio a los trabajadores del banco que utilizan herramientas muy sofisticadas para comerciar con productos financieros, tratar de predecir el futuro de los mercados o analizar volúmenes ingentes de datos. Muchas de estas herramientas que utilizan están hechas a medida por el propio banco, a veces en colaboración con otras empresas.

High rise sunrise

Para asegurarse de que todo siga funcionando para los usuarios, y a pesar de los usuarios, existen varios grupos muy especializados. Hay equipos que se encargan del hardware, equipos que se encargan de la seguridad, equipos que se encargan de los sistemas operativos, equipos que se encargan de las redes, equipos que desarrollan aplicaciones, y así durante un buen rato.

El equipo de cuatro (creo) personas en el que yo trabajo es el de Computación de Alto Rendimiento, que es responsable del funcionamiento de dos aplicaciones que permiten distribuir trabajos sobre unas cinco mil computadoras y controlar su estado.

Obviamente yo soy el novato, y los otros tres son autenticos gurús en la materia. Han estado manteniendo y haciendo crecer ese tinglado durante años, y lo que puedo aprender durante el tiempo que este en la empresa sera ciertamente valioso. Para añadirle un poco de presión al tema, hacemos turnos para ser la persona a la que llaman por teléfono a las tres de la madrugada porque los servidores en Tokyo estan fallando y el banco esta perdiendo dinero. Dentro de tres semanas me toca a mí y más me vale tener suficiente nivel para entonces.

Anuncios

Una respuesta to “Desde el puente de mando”

  1. run0 said

    Bueno tío, me alegro de que te valla todo bien. Ya va tomando forma tu plan para cargarte la banca, tipo el club de la lucha. Suerte y a ver si nos vemos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: