Cazadores de Cabezas

mayo 30, 2008

Headhunters es un término que se aplica a los reclutadores que buscan a gente muy especializada que trabaja en una empresa para convencerles de desertar y aceptar una oferta de otra empresa. El que yo conocí se llamaba W.

Puse mi curriculum de vuelta en Monster hace más o menos un mes, con la idea de ver como estaba el mercado con vistas a la revision de mi contrato que tendrá lugar a finales de Julio. W me llamó hace un par de semanas diciendo que tenía un puesto para Barclays Capital que podría interesarme. Suponía trabajar con las mismas tecnologías con las que trabajo ahora pero con bastante más responsabilidad. Hasta ahí todo normal.

Lo interesante empezó cuando tuvimos la primera entrevista. Para hablar de los términos de ese trabajo y de mi situación actual me invitó a almorzar en el Edificio del Cambio. El Exchange Building es un edificio enorme que antes debía ser el edificio de la bolsa. Está en la plaza principal de la Milla Cuadrada, el centro financiero, a cien metros de la estación de metro de Bank. El frontal del edificio es como el del Partenon y el interior es un espacio abierto todo columnas de mármol, con mesas en la balaustrada que lo rodea. Ese sitio simboliza el poder y el dinero como ningún otro.

Allí fue donde me comentó dos cosas.

El puesto era en la tercera línea de Barclays Capital, que es el nivel tecnológico más interno de la empresa. El primer nivel son los que desarrollan las aplicaciones que la empresa utiliza para hacer negocios. El segundo nivel son los expertos que resuelven las dudas y los problemas que le surgen al primer nivel. El tercer nivel le resuelve las dudas al segundo e investiga sobre la dirección tecnólogica que debería tomar la empresa. Este tercer nivel son dos personas actualmente y yo sería la tercera, os podeis hacer una idea de la responsabilidad.

Lo segundo que me comento es lo difícil que es encontrar gente con ese perfil. De hecho sólo estaba entrevistando a dos personas y no creía que el otro fuese adecuado, tenía suficiente experiencia pero no parecía interesado en investigar cosas nuevas.

Y lo que no me contó explicitamente pero que extraje de la conversación es lo pequeño que es el grupo que se dedica a la supercomputación en Londres. Mi actual jefe había dejado de ser el segundo en ese grupo de Barclays Capital para fundar el departamento de supercomputación de Excelian. Antes de eso había contratado al que sería mi nuevo jefe. De mis actuales compañeros en Excelian dos habían estado trabajando en Barclays y uno había sido compañero de Universidad del reclutador.

Acudí al día siguiente a la entrevista con el que sería mi nuevo jefe en Barclays, en uno de los edificios de Canary Wharf que se ven en la foto, no se cuál porque yo lo veía todo desde abajo.

Canary Wharf desde el Tamesis

Pero la entrevista no fue demasiado bien. Yo iba vestido en plan profesional, con gemelos y todo, muy a tono con el edificio de Barclays y con mi interlocutor, que se llamaba K. A tono con el ambiente y con el hecho de que buscaban que dejara mi empresa para unirme a la suya yo llebava ese puntito de arrogancia que parecia adecuado.

Yo creo que el auténtico problema fue que K también llevaba melena. Y nos pareciamos un montón en la manera de ser. Creo que a ninguno de los dos nos gustó encontrarnos con alguien que nos quitaría el protagonismo. Yo salí de allí diciendo que el tipo era un pijo por llevar la melena con rizos engominados. Él probablemente se quedaría con la idea de que yo no tenía suficiente experiencia.

Y me fastidió bastante que me hiciera preguntas que sólo podían hacerme quedar mal, con cierta insistencia. Si estás tratando de convencer a alguien para que se cambie de su empresa a la tuya luego no le puedes preguntar que por qué piensa en aceptar. No te puede responder que porque le pagas más, y no te puede responder que porque no le gusta el trabajo anterior. La única respuesta posible es que le ofreces un trabajo más interesante, y aún esa se puede tomar con que soy un tipo que si el trabajo no me resulta interesante me iré. Probablemente también se quedó con la idea de que yo era un traidor.

En fin, aún es posibe que me llamen para otra entrevista, pero lo dudo. Además, no me molaría trabajar con ese tipo, me robaría el protagonismo.

Nota: He eliminado los nombres de esta entrada y no volvere a poner siquiera nombres propios, he oido un par de cosas que me han hecho pensar que tal vez no sea prudente.

Anuncios

2 comentarios to “Cazadores de Cabezas”

  1. Gattaca said

    Genial anècdota, llàstima que no tingues fotos amb els caretos per a visualitzar-ho millor. O no, tal volta millor imaginar-nos-els.

    Ja feia temps que volia passar-me a visitar-te i ara mateix ho he fet. Veig que l’intensitat de l’aventura britànica va en augment i amb ella també la riquesa del que estàs vivint.

    Ens llegim en un altre moment,

    Gabri.

  2. Alberto said

    Hola Gabri,

    gracias por el cumplido, la verdad es que la aventura fue bastante divertida. Coincido en que es una lástima no poder poner las fotos de la gente, pero de algunos tengo que respetar la privacidad y otros se chinarían bastante si les digo que los quiero fotografiar para el blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: