La odisea

mayo 7, 2008

Bueno, bueno, bueno. Hoy podría contar millones de movidas, que además es la razón de que me volviera a saltar el post del domingo. Eso y que a mi padre no le funcionaba la conexión a Internet.

El viernes pasado me fui a Cuenca sin apenas problemas, me estresé un poco en Gatwick porque en los paneles no dijo mi hora de embarque hasta quince minutos después de la hora de embarque. Pero llegar a Madrid y descubrir que me estaba cociendo dentro de la chupa, por vez primera en muchos meses, compensaba cualquier cosa. No me costo nada encontrar la oficina de alquiler de coches y a las cuatro estaba en Cuenca, como un señor, disfrutando de la comida de mi mamá.

Ese viernes se me pasó en ver a los amigotes, subirme a la plaza a beber cerveza en sitios que los ingleses ni imaginan, repartir tarjetas de visita, perder al futbolín y perder también la cabeza por los garitos de la calle.

Bar español

El sábado fue resaca, ir al campo a comer un potaje cocinado por mi abuela en la lumbre y volver a las cerveza. Esa noche tuve el inmenso honor de cenar en la bodeguilla, huevos de codorniz, ribera del duero, jamón frito, patatas a lo pobre, y otros manjares que todo el que me va a visitar prueba obligatoriamente, tal es la devoción que le profeso a ese sitio.

El domingo fue más resaca, mucha más. De hecho ese día me lo pasé tirado en la hamaca en el campo, leyendo Generación X, que todos vosotros, casi treintañeros sin dirección ni esperanza, deberiais leer. Después de fumar unas hierbas en un parque doblé como un desgraciado desaprovechando esa noche, cosa recomendable de hacer de cuando en cuando.

El lunes era el día de hacer burocracias, comprar tabaco y panteras rosas, y enviarme resoli de mi tío por correo a casa, que si me ven subir al avión con una botella de vino llena de algo que no es vino y cerrada con un tapón de corcho y cinta aislante, me dejan el recto como un hangar.

Y la vuelta a casa, aquí a Londres, eso si que fue emocionante. Tenía previsto devolver el coche a las 19, con una hora y cuarenta para coger el avión después. El coche lo tenía que devolver con el depósito vacio, sabía que la oficina de alquiler estaba enfrente del aparcamiento de larga estancia, y tenía el GPS para guiarme.

Por supuesto, cogí un atasco, con lo que tendría que meter algo más de gasoil. El GPS se volvió loco, y empezo a sugerirme que me tirara al monte, cuando intentaba decirle al GPS la calle de al lado de la oficina por si eso era lo que le liaba, me perdi la salida a las terminales 1, 2 y 3 y me metí en la autopista que llevaba a la 4.

En la terminal 4 pregunte por el parking y me dijeron que ni idea, que estaría por las otras terminales, y que tenía que volver a rodear el aeropuerto, eran las 19:10. En la terminal 2 me dijeron que por cierta salida estaban los parkings del aeropuerto. Después de darle toda la vuelta al parking P2 me paré histerico perdido a tratar de hacer entrar en razón al GPS. Eran las 19:20, la luz de la gasolina parpadeaba desesperada desde hacía media hora.El GPS decía que estaba a 3.5 km.

Salí del P2, haciendome a la idea de que el coche se iba a parar, que iba a perder el avión, y que los de la oficina de alquiler me iban a sacar la pasta por dejar el coche sin gasoil. ¿No se joden los diesel cuando se quedan sin combustible, que hay que purgarlos o algo así?.

Desobedecí al GPS en la primera rotonda, le obedecí en la segunda cuando me dijo que diera media vuelta y le hice medio caso en la tercera saliendo una antes de la que me decía. ¡Milagro! ¡Una señal en otra carretera hacía el parking de larga estancia!. Le seguí haciendo caso al GPS excepto cuando veía una señal de larga estancia, y por suerte se complementaron para llevarme, temblando como un epiléptico, a devolver el coche a las 19:30.

Llegue al aeropuerto veinte minutos después, con bastante tiempo para coger el avión, cuando me enteré que estaba retrasado casi una hora.

El resto es historia, llegué a Londres, tuve la suerte de que habían puesto trenes tarde para llevar a la gente que volvía de vacaciones, y entregué el tabaco y las panteras rosas en casa.

Anuncios

3 comentarios to “La odisea”

  1. Vicent said

    Hola, Alberto.

    Soy uno de esos tipos raros a los que les da por dar clases de Estadística e Investigación Operativa, y en ocasiones asisten, en sus ratos libres, a exposiciones de Tesis de Másters. En la UPV, para más señas.

    Te añadí en mi lector de ‘feeds’ y sigo con gusto el relato de tus andanzas por Londres.

    Sin ir más lejos, contigo he aprendido hoy lo que es el resoli (ahora sólo me falta probarlo); pero no ha habido manera de localizar en Internet lo que son las panteras rosas, como no sean las parientes ochenteras de los phoskitos y demás.

    Bueno, nada más. Sólo espero que nunca me tengas que entrevistar…

    Nos vemos (no sé cuándo).

    Un saludo.

  2. Anónimo said

    Hey Vicent!,

    cuanto tiempo, me alegro de leerte. El resoli no se donde lo podras
    comprar en Valencia, aunque seguro que hay sitios. Solo hay una marca,
    que es “Ortega”. Las panteras rosas en efecto son una version
    ochentera de los phoskitos, pero rosa! mucho mejor! quimica quimica!.

    En fin, mandale saludos a todo el mundo, y no te preocupes, que si
    caes en mis manos te tratare con cariño.

    P.D: A ver cuando publicais algo en Londres que os lleve a ver los sex-shops del soho. Hay uno donde te dejan azotar a las señoritas.

  3. Ger said

    Hola Albertou!
    Estoy haciendo una lista de cosas para hacer en mi vida.
    – Ir a Cuenca
    – Buscar la bodeguita y pedirme: huevos de codorniz un ribera del duero, patatas a lo pobre (ñamñam).. ajjj… son las 9 de la mañana y me está entrando hambre…. bueno, y pediré más cosas.
    – Buscar un rosolí, resolí o como se llame y añadirlo a mi “bodega de quitar el frío en invierno”
    – Leer Generación X (espero que sea una novela porno)
    uff.. ya son muchas cosas…empezaré yendo a cuenca alguna vez.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: