El pub local

marzo 23, 2008

Esta semana ha sido bastante interesante. María José ha estado aquí, he tenido ración extra de estrés en los dos días que he trabajado y el jet stream (la explicación habitual del clima) se ha desviado hacia el norte para enviarnos un tiempo ártico delicioso.

También he empezado a hacerme un hueco en el pub local. Fuí el martes con María José después del curro, aún vestido con el traje. Nos tomamos tranquilamente un par de pintas y jugamos unos billares, y el sitio nos gustó mucho.

Es la versión inglesa del bar de barrio español. Sus mayores bazas se centran en ser un lugar tranquilo, calentito y comfortable. Allí te puedes encontrar todo tipo de gente que además suelen ser los mismos todos los días, y el buen rollo es la norma.

Volvimos el jueves, en mi piso hacía demasiado frío para quedarse. Esta vez había bastante más gente porque el viernes era fiesta. Al principio estábamos un poco cohibidos porque estábamos en un sofá en la habitación de atrás y era un poco como estar en una fiesta donde todos se conocen menos tú.

Al final de la primera pinta ya conociámos a Paul, un tipo tatuado bastante simpático que me introdujo al funcionamiento de la jukebox y del billar. Al final de la noche ya conociámos bastante más gente y realmente nos lo pasamos muy bien.

Y ayer le dije a Rubén que nos pasáramos, cuándo supo que dentro se podía fumar, cosa super ilegal, aceptó enseguida. Al entrar me confirmó que según su conocimiento del Reino Unido el sitio era bastante turbio, pero comfortable.

Poco después llegaron dos parejas de jóvenes makinetos, y la historia se complicó un poquito. Los dos tipos se quedaron en la barra bebiendo a par de metros de mí, y sus dos novias se sentaron en el sofá de enfrente a echarnos miradas. Era mejor no mirarlas no fuera a ser que sus novios decidieran partirnos la cara.

Una de ellas decidió moverse al radiador de al lado de nosotros, y la cosa empezó a ponerse bastante tensa, con las dos tías haciendo todo lo posible para que las miráramos y los tíos esperando que lo hiciéramos para hacernos pulpa. Pasamos un rato bastante complicado tratando de concentrarnos en nuestra conversación cuidando de no mirar a nada. Al final Rubén sugirió que nos piráramos y a mí me pareció buena idea.

En general es un sitio bastante interesante. Tengo la intención de seguir yendo un par de veces a la semana y llegar a conocer bien a los locales. Estoy seguro de que los makinetos buscabroncas sólo van los sábados y que si estoy tranquilamente charlando con la gente de allí no habría ningún problema. Éstas cosas son obligadas si quieres absorber la cultura británica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: