Trabajar demasiado te convierte en zombi

marzo 2, 2008

Esta semana ha sido probablemente la que más intensamente he trabajado de mi vida, y no porque hiciera falta, sino por estar motivado y divirtiéndome. El caso es que tenía y tengo la tarea de crear el programa de cobro del sistema de grid bajo demanda. No es una tarea ni demasiado compleja ni demasiado grande, pero toca muchas herramientas que yo había utilizado poco o nada en el pasado.

El programa tiene que leer unos logs de los motores de computación y almacenar la información en una base de datos que periódicamente debería ser purgada porque el volumen de información es muy grande. Además ha de ser posible extraer de la base de datos el tiempo en cpu consumido por los clientes. Los requerimientos son prácticamente así de vagos porque no hay apenas nada construido, el que me pasó el proyecto es el que está creando la api que escribirá mis logs y no hay ninguna base de datos en funcionamiento en el departamento.

El que me pasó el proyecto llevaba trabajando en él sólo un día, pero con ello ya me estableció que herramientas tenía que utilizar: NetBeans en lugar de Eclipse, así que tengo que aprender un IDE nuevo; JUnit, que he utilizado en el pasado y no es difícil; Spring, que sirve para modularizar el programa pero que no acabo de verle la gracia; Hibernate, que sirve para acceder a bases de datos como si se manejaran objetos en lugar de usar SQL; MySQL, que no he utilizado nunca y es una base de datos muy ligera, ideal para usar con Hibernate.

Curiosamente a pesar de tener que hilvanar mi código entre todas estas herramientas todo ha ido funcionando como la seda y me han ido saliendo las cosas siempre a la primera. Cada día conseguía hacer algo que nunca antes había sido capaz. La base de datos me funcionó el primer día, el segundo había escrito cinco clases de tests y veía que los progresos que hacía eran mucho más solidos que en cualquier desarrollo anterior. El tercero hice mi primera GUI funcional de mi vida. Así pasaron los cinco días.

Normalmente suelo decir que un programador realmente trabaja unas cuatro horas al día, porque la cabeza no te da para más. Durante esta semana he trabajado las ocho de principio a fin. El resultado es que tengo un prototipo bastante aceptable para presentarle al jefe si me pregunta, y ahora sé hacer muchas más cosas.

Pero voy a intentar no hacerlo otra vez, lo de las cuatro horas programando tiene su motivo. Ayer sábado fui un zombi durante todo el día y de hecho me dolía todo el cuerpo de estar en tensión en la silla programando a toda velocidad para evitar que el problema se me fuera de la cabeza. La resaca de celebrar el viernes que era día de paga e irme el último del pub también tendría su parte de culpa, pero desde luego mi estado no era el normal, esta mañana me he despertado con la sensación irreal de haber estado durmiendo todo el sábado.

Pero bueno, quiero terminar este post de un modo positivo, que ha sido una semana excelente en todos los sentidos, el ser un zombi el sábado es algo sin importancia.

Anuncios

2 comentarios to “Trabajar demasiado te convierte en zombi”

  1. Gattaca said

    Hola xic,

    soc Gabri. M’alegre que les coses et vagen bé i de poder continuar el contacte via blog.

    Espere ser un assidu per ací i qui sap si algun dia ens vorem per ahí.

    Fins ara,

    Gabri.

  2. albertocuesta said

    Hola xiquet, me alegro de verte otra vez :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: