Aventuras Subterráneas

febrero 6, 2008

El sistema de metro de Londres es bastante impresionante. Tiene aproximadamente una docena de líneas en lo que conforma la zona 1, que es el centro de la ciudad. Alrededor de esta zona 1 hay una serie de círculos concéntricos que son las zonas de la 2 a la 6, que están comunicados con la zona 1 mediante metro y cercanías.

Es de destacar la puntualidad del servicio y lo abundante que es la información. Yo tengo que coger un cercanías desde mi zona 3 hasta London Bridge en la zona 1, y se perfectamente que los que me vienen bien son el de las 7:55, el de las 8:08 o el de las 8:19. Según llegas a la estación si el tren va a llegar aunque sea un minuto tarde te dice el minuto exacto al que va a llegar, aunque lo normal es que llegue perfectamente puntual. Además en el caso de que vaya a retrasarse los operadores del servicio se disculpan profusamente por megafonía. Es un detalle que hace ver lo que se preocupan del servicio.

Además esta la página de Transport For London que te busca rutas combinando transporte público, bicicleta y a pie, te dice cuando pasa cada vehículo y cuanto tardas caminando en hacer los transbordos. Te da también varias rutas para que puedas escoger la que más te guste. Es bastante adictivo, la verdad.

Pero toda la buena intención del mundo a veces se queda corta para lidiar con una de las redes de metro más antiguas del mundo y que soporta un tráfico intensísimo. Por la Northern Line que me lleva de London Bridge al trabajo pasa un tren cada minuto en hora punta. El problema es que hay demasiada gente, es normal no poder coger el primer tren que pasa porque directamente no se cabe.

Estos dos últimos días ha sido un poco peor, y al llegar a la entrada del metro en London Bridge me he encontrado una masa enorme de gente y he oido avisos por megafonía diciendo que cerraban la estación debido a masificación en los andenes. Así, tal cual. El martes tras esperar apenas cinco minutos me fuí caminando a la siguiente estación, Bank. Hoy me la he vuelto a encontrar cerrada e iba a hacer lo mismo, pero al girar la estación he visto que las puertas del otro lado estaban abiertas y dejaban pasar a la gente, y he podido al final entrar.

Menos mal, porque hoy también habían cerrado la estación de Bank por masificación y los trenes no paraban en ella, me hubiera tocado caminar hasta el trabajo, aparte del cabreo.

El fín de semana también me pasó algo similar. Fuí a Camdem y a la vuelta habían cerrado la estación de Camdem Town, por una razón que seguramente adivinareis, en aquel entonces pensé que era algo excepcional y debido a la barbaridad de gente que había en el mercadillo.

Cada vez estoy más seguro de mudarme al centro en cuanto pueda. Si soy capaz de ir andando o en bici al trabajo me ahorraré un montón de disgustos, y no pagar la Travelcard me ayudará con el alquiler.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: